miércoles, 25 de noviembre de 2009

mmm...

che, yo escribí el post anterior en un estado de inspiración absoluto, iluminado. Pero ahora que me fijo, es bastante pornográfico... q cosa.

lunes, 2 de noviembre de 2009

q pase!

Y dejar que todo pase, porque pasa igual, aunque no se deje. Hay cosas que suben y bajan adentro, salen y entran por los ojos, por la boca, por las manos, por todas las ventanas del cuerpo. A algunos se nos atoran de a ratos, en la cabeza, en la garganta, en el pecho, y desde ahí emanan. Primero es lindo, como un perfume, pero con el tiempo se van pudriendo, claro, por que está estancado. Igual pasa, pasa con más o menos dolor. Es cuestión de saber nada más, que pasa. Dejarlo. Despues va a fluir, como una canilla, como el agua limpia que corre y hace cosquillas, y no se piensa, va.