viernes, 27 de agosto de 2010

miércoles, 25 de agosto de 2010

la tez

si no apretara tantos los labios...

you only live once

Dicen the strokes

Oh don't, don't, don't get up
Sh-sh-sh-sh-I can't see the sunshine
Oh, I'll be waiting for you, baby
Cause I'm through
Sit me down
Shut me up
I'll calm down
And I'll get along with you
Alright

Shut me up
Shut me up
And I'll get along with you

Y lo dicen con una guitarrita muy aguda. Aguante.

domingo, 22 de agosto de 2010

otra pelotudez

1) Brunito Díaz, el gato, parado sobre la mesa, mira volar al bichito alrededor de la lámpara, justo encima de su cabeza. Inmóvil, expectante, el mundo se apagó y lo único que queda dentro de un círculo luminoso, es el bichito.
Brunito! Nada. PSS! Nada. Imperturbable.
Se agazapa despacio, con los ojos bien abiertos, las orejas bajas, se prepara para el salto... no, todavía no. No es el momento. Tres o cuatro minutos después de nuevo... tampoco. Así, como media hora. Entonces toma la determinación. Todas las condiciones están dadas, el bichito se apoyó en la pared y está confiado, no sospecha nada. Se abalanza sobre él, tirando manotazos torpes de patas sin dedos, que no pueden agarrar. En eso le emboca, y el bichito cae atontado sobre la mesa. No se mueve. Brunito observa sentado. Le da un toque con su patita, y el bichito mueve las alas desesperado, tratando de escapar. El gato enloquece, se agazapa, se levanta, corre, se esconde, salta, hace uso de todas sus facultades intimidatorias. Hasta que el bicho se cansa, y vuele a quedarse quieto. Y de nuevo, Bruno observa, toquecito, y descontrol. Pero no se lo come hasta el final, hasta aburrirse. No es boludo. Sabe que la gracia es otra.

2) El proceso es el siguiente. La canción me gusta, me encanta. En especial la introducción. Vamos a aprenderla en la guitarra. Los tres primeros acordes los repito ciento cincuenta o doscientas veces, por lo menos, en los primeros quince minutos. Los dos o tres meses de práctica siguientes, mis pensamientos tienen música de fondo, todo el tiempo. Y es de tres acordes mal tocados, desafinados y resbaladizos que se repiten una y otra y otra vez en mi cabeza. Transcurrido ese tiempo la toco, mal que mal, como pretendía. Ahora sí puedo escucharla cuando quiera. El tema lo detesto, o en el mejor de los casos, no me dice nada. Siempre me sorprende éste fenomeno. Porque yo sí soy un boludo.

martes, 17 de agosto de 2010

1992

"Old habits die hard"

jueves, 12 de agosto de 2010

el blog

Leí un par de las cosas que escribí en el último tiempo... es un bajón, este blog es una mierda.

domingo, 8 de agosto de 2010

el espíritu acogotado

Estoy hecho un bollito, acurrucado, acomodado, calentito acá adentro, en una especie de vientre materno, como casi todo el mundo al cabo de un tiempo en el mismo lugar.
Me doy cuenta que en cualquier momento voy a salir expulsado hacia afuera, hacia adentro de otra cosa. Como tengo miedo, porque soy miedoso, no meto la cabeza en el conducto expulsor. Me quedo agarradito, renegando, porque el cambio no me entusiasma, nada me entusiasma, yo quería ser batman. Y me voy sintiendo, con los brazos cruzados, descender de culo por el canal de parto. Porque no es una decisión salir expulsado, se sale. Cuando me percato, empiezo desesperadamente a tratar de girar, de meter la cabeza y de nadar a favor de la corriente. Pero es un poco tarde, y en el forcejeo, siento que el cordón se me enrosca en el espíritu, y me deja mover cada vez menos. Estrangulado e inmóvil, me siento descender, aterrorizado y triste ante la idea de caer de culo y solo en el medio de la nada.

domingo, 1 de agosto de 2010

Batman

Cada vez que entro al blog miro la foto, y veo que batman está por subirse al bondi. Pero nunca se sube, nunca termina de subir. A dónde se quiere ir batman en un bondi?? No se da cuenta que es batman? Batman arriba de un bondi no va a funcionar. O se saca el traje y sube, o no se sube nada y se vuelve a la baticueva a pata. Donde sea que quede eso.