jueves, 20 de octubre de 2011

miércoles, 19 de octubre de 2011

Patetismo

Ser hijo, por lo tanto existir, es estar atrapado entre dos polos, entre dos referentes que, por algún motivo, me causan rechazo. Cuando me descubro más cerca de uno, quiero correr para el otro, cuando me acerco a ese otro, corro para el primero. Y ese correr de un lado al otro ya me define más cercano a uno. Así que decido quedarme quieto, y ese quedarme quieto me define más cercano al otro. Aún tan lejos físicamente de los dos, tan lejos a tantos niveles, los siento adentro mío debatiéndose.

El tiempo impone cada vez más desprenderse, salir disparado de su campo electromagnético hacia otra cosa, crear mi propio campo. Ahora mismo siento como se va formando de a poco, casi puedo palpar la onda hedionda desprendiéndose de mí, la mismísima de la que quizás, muy probablemente, un tercero tratará de escapar con cada fibra de su ser.

De esa mierda que uno irradia ninguno de nosotros acepta justificativos. Es de uno. Hay un motivo por el que todos queremos reventar a golpes a los pedófilos y a los asesinos. A nadie le interesa de dónde vinieron, ni cómo llegaron. Pero todos en el fondo apestamos a herencia, y cada vez se nos nota más.

martes, 18 de octubre de 2011

Decía John Lennon

"So long ago
Was it in a dream, was it just a dream?
I know, yes I know
Seemed so very real, it seemed so real to me"


Después lo mataron. ¡¡¿Cómo lo vas a matar a John, hijo de puta?!!

viernes, 7 de octubre de 2011

Una muerte más

El árbol está seco. No tiene hojas, y el tronco es gris, como la ceniza. La corteza se cae al mínimo roce, se dehace en los dedos. Todo él parece enroscado sobre sí, retorcido en su dolor.
Alrededor en el parque las copas de los otros se abren, explotan con la primavera y hacen que su agonía se evidencie mucho más. La tierra debajo de él también está seca, pelada. Un círculo perfecto de tierra agrietada. ¿Cómo es para un árbol estar muerto?

El árbol no necesita entierro, muere de pie. La morera de al lado deja caer uno de sus frutos rojos, pero es de pura casualidad.